Un grupo de voluntarios de la Fundación Ciudad del Saber se embarcó en la aventura de subir el volcán Barú para limpiar el sendero que recorren cientos de visitantes en este destino de nuestro país. Después de casi 9 horas de un gran esfuerzo, los voluntarios lograron recoger 38.3 libras de basura.

Para Mario Fernández, Gestor de la Comunidad de Innovación, esta “fue una experiencia muy gratificante ya que significó llegar al punto más alto de Panamá. Fue muy difícil, el esfuerzo físico y mental supuso para mí un gran reto. Sin embargo, con toda la basura que recolectamos, cada paso valió la pena”.

Esta iniciativa forma parte del Programa de Voluntariado de Ciudad del Saber, que busca ampliar nuestro impacto positivo fuera del campus. El programa está diseñado para integrar la cultura del voluntariado en los colaboradores de la organización. Mediante acciones como esta, Ciudad del Saber reitera su compromiso de ser una comunidad innovadora para el cambio social.

Compartir