Un año de contribuciones significativas de UNOPS

En 2013, la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) –cuya sede regional se encuentra en Ciudad del Saber- prestó un 60% de sus servicios en nombre del sistema de las Naciones Unidas. Una vez más, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) fue su mayor asociado de las Naciones Unidas, ya que representó un 25% del total de los servicios prestados. Otros asociados dentro de las Naciones Unidas fueron el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ONU-Hábitat y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El apoyo directo total a los gobiernos se situó en el 29% del total de los servicios prestados. La asociación más importante con un gobierno en 2013 fue la establecida con el Gobierno de Afganistán, seguida por la asociación con los Gobiernos de Perú y Guatemala, respectivamente.

En 2013, UNOPS apoyó 1.230 proyectos activos en nombre de sus asociados. Entre los principales resultados operacionales concluidos en nombre de los asociados en 2013 se encuentran la construcción o renovación de 3.560 kilómetros de carretera, 81 puentes, 35 edificios de la administración pública, 31 escuelas y 26 hospitales y clínicas. UNOPS compró más de 19.300 unidades de maquinaria y equipos, así como más de 4.000 vehículos. En total, UNOPS realizó adquisiciones de bienes y servicios por valor de más de 749 millones USD en nombre de sus asociados. Además, se crearon 2,5 millones de días de trabajo remunerado para la población local y más de 47.000 personas recibieron formación en diversos ámbitos. UNOPS proporcionó más de 14.600 días de servicios de asesoramiento.

UNOPS ayudó a sus asociados a mejorar el acceso a servicios sanitarios esenciales mediante la gestión de aproximadamente 7,7 millones de suministros médicos y la adquisición o distribución de 11,3 millones de dosis de medicamentos, entre otros, medicamentos contra el VIH/SIDA, a través del apoyo a fondos sanitarios en países como Myanmar y Camboya.

En la región de América Latina y el Caribe, UNOPS continuó con la mitigación de riesgos para la salud en Haití, por ejemplo, mediante equipos móviles de emergencia financiados por el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia. En 2013, los equipos que trabajaban para contener los brotes de cólera adquirieron casi 16.000 dosis de medicamentos para el tratamiento de esta enfermedad y su campaña de prevención de enfermedades llegó a 183.000 personas. Además, UNOPS está prestando asistencia a un acuerdo celebrado entre los Gobiernos de Haití, Brasil y Cuba para fortalecer el sistema de atención médica de Haití, desarrollar su capacidad nacional y promover la creación de empleo. En Guatemala, un nuevo hospital en Puerto Barrios, construido por encargo del PNUD con fondos del Gobierno, incorporaba sistemas de resiliencia a terremotos y una planta de tratamiento de aguas residuales.

En Perú, la construcción de un tribunal por encargo del Gobierno, contemplaba una serie de obligaciones contractuales para todos los subcontratistas con el fin de mejorar la capacidad nacional en materia de gestión de ofertas y contratos. En un ejemplo de desarrollo de la capacidad en materia de adquisiciones, UNOPS capacitó a 84 auditores locales en Colombia, en el marco de un acuerdo con el Gobierno y la UNODC, para fortalecer las capacidades de lucha contra la corrupción y mejorar la eficiencia de las adquisiciones. En Honduras y Nicaragua, la UNOPS impartió a casi 60 empleados de gobiernos locales un curso intensivo sobre adquisiciones como parte del apoyo a proyectos de agua, saneamiento e higiene en pequeñas ciudades y escuelas, financiados por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

En 2013, UNOPS prestó apoyo directo a diez organismos estatales que se ocupan de proyectos ambientales, por ejemplo, proporcionando recursos humanos, asistencia en materia de adquisiciones y apoyo logístico a una oficina de proyectos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente(PNUMA) que promueve el acceso a la energía sostenible en el Departamento del Sur de Haití, con fondos de Noruega. Asimismo, UNOPS prestó apoyo al Gobierno del Perú para el seguimiento de un programa a gran escala destinado a reemplazar las cocinas de madera por cocinas de gas menos contaminantes y de más alto rendimiento energético. El año pasado, el compromiso de UNOPS de proteger el medio ambiente al gestionar obras de construcción dio lugar a que obtuviera la certificación ISO 14001.

Para más información: www.unops.org