Save the Children culmina proyecto de prevención del virus Zika

Ciudad de Panamá, 28 de septiembre de 2019. Del 28 al 30 de agosto, se reunieron en Panamá más de 80 personas de cinco países de la región en un Taller Regional de Lecciones aprendidas sobre la prevención del virus del Zika en América latina y el Caribe, organizado por Save the Children.

El evento Involucrando a las comunidades en la respuesta al Zika bajo la integración de salud comunitaria presentó los principales hallazgos del trabajo de sistematización llevado a cabo en el marco del proyecto Acción Comunitaria contra el Zika (CAZ) e implementado en Colombia, Nicaragua, El Salvador, Honduras y República Dominicana. Personal directivo, equipo técnico, personal de campo y voluntarios de Save the Children, la Federación Internacional de la Cruz Roja (IFRC) y las Sociedades Nacionales de las Cruces Rojas de los países participantes, tuvieron el espacio para reflexionar sobre la respuesta al virus del Zika en la región y la sostenibilidad de las acciones a futuro, así como para conversar sobre las mejores experiencias en materia de vigilancia comunitaria, control vectorial, Comunicación para el Cambio Social y de Comportamiento (SBCC), y estrategias de apoyo psicosocial y desarrollo de la primera infancia para familias con niños y niñas con discapacidad.

El taller contó también con la presencia de UNICEF, socio clave del proyecto a nivel regional y de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) financiador del proyecto.

Elizabeth Conklin, Asesora Regional de USAID en materia de Zika, Salud y VIH, destacó la gran labor de liderazgo de las y los coordinadores del Proyecto CAZ en los países y su efectiva coordinación con otros socios a nivel nacional. Asimismo, destacó la resiliencia y flexibilidad del equipo de Nicaragua, que pese a la complicada situación política que atraviesa el país desde hace más de un año, han sabido adaptar las actividades para seguir apoyando a las comunidades en la prevención de enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti.

Por su parte, Álvaro Arroyo, Especialista en Salud en Emergencias y Coordinador Regional del Proyecto Zika de UNICEF, destacó la importancia del trabajo articulado entre las organizaciones, y la necesidad de seguir fortaleciendo los servicios de salud para impactar en las políticas públicas y garantizar la sostenibilidad a futuro.

“El gran éxito del proyecto ha sido trabajar directamente con las comunidades” dijo Ariel Habed, Director del Proyecto CAZ por Save de Children. Y María Tallarico, Gerente de la Unidad de salud de IFRC, resaltó la importancia de visibilizar el impacto que tiene el virus en las economías de los países afectados, para colocar el tema en las agendas nacionales y estar preparados para futuros brotes.

El evento cerró con una sesión de agradecimiento al equipo, especialmente a aquellas personas que, a pesar de los conflictos económicos, sociales o los contextos de violencia que atraviesan sus países, trabajan con entrega para cambiar la realidad de sus comunidades.

Comparte esto