Plan y UNICEF hacen llamado para escuelas seguras durante Emergencias en la Región Centroamericana

Plan y UNICEF –ambas con sedes regionales en Ciudad del Saber- hicieron un llamado para que se de una mayor articulación entre la educación y los sectores de gestión de riesgo ante desastres a nivel regional, nacional y local, la cual es necesaria para que niñas, niños y jóvenes tengan un mejor acceso a la educación en situaciones de emergencia.

A un costo de 858,104 Euros (USD 1,005,344) ambas organizaciones ejecutaron el proyecto    “Incrementando la resiliencia ante desastres de la niñez y la juventud en Centroamérica, a través de escuelas más seguras garantizando el acceso al derecho de la educación durante las emergencias” del Plan de Acción DIPECHO 2012-2013 (Programa de Preparación ante desastres de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea) para América Central, que fue ejecutado del 1 de julio de 2012 al 31 de diciembre de 2013 (18 meses).

“Se ha llegado a 16,124 personas en 6 países de América Central, de estas 1,756 pertenecen a Ministerios de Educación, Sistemas de Gestión de Riesgo y organizaciones de la sociedad civil y 13,470 a la comunidad educativa de 214 centros escolares beneficiados”, mencionó Ruth Custo de UNICEF.

El proyecto ha formado a 739 personas para apoyar a la inclusión de la educación en emergencias y la educación en gestión del riesgo en el sector educación, así como 58 formadores regionales para que continúen el proceso en América Central, 238 comunicadores institucionales a nivel de la región fortalecidos en temas de comunicación para la gestión de riesgo y ejecutando planes sectoriales de comunicación en 3 de 6 países de América Central.

“El sector de la educación es uno de los más afectados y menos visibilizados en situaciones de desastre. En Latinoamérica miles de niños y niñas pierden clase y, aún, salen del sistema educativo debido a emergencias recurrentes. Por lo tanto es prioritario la inclusión efectiva de la Gestión de Riesgo de Desastres (GRD) en todos los niveles del sistema educativo, y por el otro lado se requiere de la inclusión de políticas que aseguran una infraestructura y procesos educacionales seguros y resilientes dentro de las políticas, estrategias, planes y presupuestos de desarrollo a nivel regional, nacional, municipal y local”, mencionó Raúl Rodríguez, Gerente Regional de Gestión de Riesgos ante Desastres de Plan Internacional.

Por medio de la plataforma educación y gestión de riesgo apoyada se ha dado acceso a un total de  10,352 personas a información relevante en el área. También se ha procurado una participación activa de niñas y mujeres logrando un 54% de mujeres y niñas que fueron beneficiadas por las acciones.

A través de la iniciativa: Un millón de Escuelas y Hospitales más seguros, 319 centros educativos de la región hicieron un compromiso para mejorar la seguridad escolar, así como 759 personas y 26 organizaciones de la sociedad civil.

Un aspecto importante fue el desarrollo de “la campaña Voces de la Niñez y la Juventud para la Reducción del Riesgo ante Desastres” parte de un enfoque centrado en los derechos de la niñez y la juventud en vista de la necesidad de generación de resilencia ante desastres por medio de la promoción del derecho a la participación y a tener acceso a la información que necesitan.  En esta participaron 6,199 niños y niñas de la región de 305 centros educativos involucrados, quienes por medio de sus propias palabras, e imágenes en algunos casos, plasmaron sus deseos en la gestión del riesgo. Esta campaña fue premiada como la mejor herramienta del plan de acción.

Comparte esto