Pecha Kucha Night Panamá en el Ateneo de Ciudad del Saber

Ante un lleno total en el Ateneo de Ciudad del Saber, se llevó a cabo la séptima edición del Pecha Kucha Night Panamá con un despliegue de talento y creatividad. Ocho ponentes aportaron sus 6 minutos y 40 segundos para transmitir sus ideas originales e innovadoras.   La velada inició con una presentación por parte de Walo Araújo, en nombre de la Fundación Ciudad del Saber, sobre la evolución de Clayton, de base militar a centro de conocimiento, y sobre la historia del edificio del Ateneo y su reciente rehabilitación.    Después de la breve presentación, al más puro estilo Pecha Kucha, inició la velada con las ideas del Director del Acelerador de Empresas de Ciudad del Saber, Manuel Lorenzo, quien habló sobre el emprendimiento en Panamá y sobre la importancia de ayudar a que muchos panameños encuentren su pasión.  Le siguió Nina Tissera, Directora de N Producciones, quien aportó su experiencia en convertir festivales de música en eventos sostenibles que reducen su impacto ambiental.  Diana Gómez de la Fundación Casa Taller nos habló sobre la urgencia de aportar creatividad e innovación en los proyectos de desarrollo social.  Antes de la pausa, el científico Gustavo Núñez, de la empresa Nano Dispersions, presentó su visión urgente sobre los cambios que se requieren para que nuestras sociedades sean sostenibles.   Durante el intermedio, los asistentes pudieron disfrutar de sushi y cerveza al mismo tiempo que discutían el evento al que muchos asistían por primera vez y al que otros tantos ya están familiarizados.    Ferrán Galindo, Gerente de Proyectos de la Fundación Ciudad del Saber, fue el encargado de abrir la segunda ronda de presentaciones con una gran compleja visión sobre las redes, desde lo micro hasta lo macro, y cómo interactuamos en el mundo de hoy.  El turno fue luego para el músico Yigo Sugasti quien habló sobre su particular experiencia al innovar en el rock panameño desde la década de 1980 y sobre su compromiso para impulsar a la nueva generación de cantautores nacionales.  Jonathan Harker le agregó la dosis de humor al evento al encarar el tema de la evolución de la humanidad en el ámbito de lo que se conoce como “echar cuentos”.  Y finalmente el emprendedor Sebastián Mendoza compartió su experiencia personal al hablar sobre sus abuelos emprendedores y cómo esto lo motivó a querer empezar a cambiar el mundo.   El Pecha Kucha Night Panamá en el Ateneo fue sin duda un evento que motivó e inspiró a muchos de los asistentes, quienes se fueron con la pregunta de ¿qué puedo hacer yo?, para así formar parte de este gran colectivo humano que se mueve a base de ideas creativas e innovadoras.