MarViva y PEW apoyan apéndice II de CITES

El pasado jueves 21 de agosto la Fundación MarViva –con sede en Ciudad del Saber- y The Pew Charitable Trusts organizaron un taller de cara al reto que tiene Panamá para implementar la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), en esta oportunidad para tres especies de tiburón martillo (Sphyrna lewini, S. mokarran y S. zygaena) y las mantarrayas (Manta spp.), que ingresaron en el Apéndice II en marzo de 2013, el cual entrará en vigencia a partir del 14 septiembre del presente año.

CITES es un acuerdo concertado entre los gobiernos de 180 países, cuyo Apéndice II tiene por objeto asegurar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas allí listados se haga de forma sustentable, a través de un sistema de permisos y certificados orientados a garantizar que la exportación, o introducción proveniente del mar, no constituya una amenaza para su supervivencia 

A la actividad fueron invitadas personalidades del sector gubernamental (Autoridad Nacional del Ambiente, Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá, Autoridad Nacional de Aduanas, y Cancillería), sector pesquero (artesanal e industrial), comercio (minoristas y exportadores), FAO, ONGs y universidades, con quienes se conversó sobre los pasos que se deben dar para resolver asuntos técnicos y administrativos relacionados con la implementación de la convención.

En las palabras de apertura, Nikolas Sánchez, Oficial de Incidencia Política de MarViva, manifestó su complacencia por la oportunidad que brinda el evento para “dialogar, debatir y aprender sobre las responsabilidades que debe atender el conglomerado de Gobierno, Sector Privado y ONG en la implementación del Apéndice II de CITES, ahora también para tres especies de tiburones martillo, que es de obligatorio cumplimiento”.

Como puntos relevantes de la actividad se puede mencionar la participación de Juan Carlos Vásquez y David Morgan (Secretaria CITES, desde Ginebra, vía Skype) con la charla “Origen, objetivos y logros de CITES: Introducción al concepto de Extracción no Perjudicial”, así como del Dr. Sebastián Hernández (Universidad Católica del Norte de Chile) con una capacitación sobre la identificación de tiburones a partir de sus aletas, para lo cual vino al país una colección de referencia facilitada por la organización PRETOMA.

En su exposición, Juan Carlos Sánchez, encargado de las Comunicaciones y la Sensibilización en la Secretaría de CITES, manifestó que en la actualidad “solo un 3% de las especies incluidas en CITES se encuentra amparada con prohibiciones a su comercio internacional (Apéndice I), mientras que el 97% restante se permite bajo un marco de legalidad y trazabilidad que garantiza su sustentabilidad (Apéndice II)”. También comentó que “Panamá es un país clave en el control del comercio internacional de tiburones, debido a que tiene muchos barcos bajo su bandera involucrados en esta pesquería y es un punto importante de tránsito a través de su Canal”.

Por su parte, Juan M. Posada, Oficial del programa de Ciencias de la Fundación MarViva, señaló que “las instituciones del Estado deberán garantizar que el comercio internacional de tiburones martillo se lleve a cabo a partir de una actividad pesquera que se realiza de forma sostenible y solo así podrá emitir un Dictamen de Extracción no Perjudicial (DENP)”. En otras palabras, el DENP es “una evaluación de riesgos, y de haberlos, como la evidencia indica que hay, no se deberían tomar”.

En sus palabras de cierre Maximiliano Bello, Senior Officer de Pew Charitable Trusts, resaltó que “CITES no es la vía que garantizará la conservación de tiburones, pero apunta en esa dirección a través de las regulaciones que se imponen a nivel del comercio internacional”. Queda pendiente el trabajo que “a lo interno de los países puedan realizar para que la explotación, de ser posible, se lleve a cabo de forma sostenible”.

Entre las razones que llevaron a Panamá a apoyar el ingreso de las tres especies de tiburón martillo en el Apéndice II de CITES se encuentra que presentan baja tasa de crecimiento, baja tasa generacional, demoran en alcanzar su primera madurez sexual y la presión pesquera sobre individuos recién nacidos o juveniles. El compromiso está hecho y ahora solo queda implementarlo, tarea a la que están comprometidos los representantes de la Autoridad Nacional del Ambiente, Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá y la Autoridad Nacional de Aduana, que han estado participando en estos talleres de carácter nacional y regional.

Más información: Comunicarse con Magdalena Velázquez, Oficial de Comunicaciones de MarViva Panamá. Tel: (507) 317-4350 / 6673-4246 / magdalena.velazquez@marviva.net / www.marviva.net