La Investigación y Desarrollo (I+D) en Panamá.

Las actividades de innovación tecnológica son etapas científicas, tecnológicas, organizativas, financieras, comerciales, de transferencia de tecnología, entre otras, que tienen como objetivo la implementación de productos y de procesos nuevos o mejorados.

La Investigación y Desarrollo (I+D) es una de estas actividades.

La I+D es fuente de ideas creadoras en diferentes fases del proceso de innovación y es uno de sus principales insumos.

La Gestión del Conocimiento y las TIC´s son importantes en la mayoría de las empresas, pero, en las organizaciones de alta tecnología, la I+D es fundamental para el desarrollo de actividades de Innovación.

El Manual de Frascati (2002), explica que “La investigación y el desarrollo experimental (I+D) comprenden el trabajo creativo llevado a cabo de forma sistemática para incrementar el volumen de conocimientos, incluido el conocimiento del hombre, la cultura y la sociedad, y el uso de esos conocimientos para crear nuevas aplicaciones.”

La I+D puede ser interna o externa.

La I+D externa es aquella que se lleva a cabo en el extranjero, cuando se adquieran nuevos conocimientos o nuevas tecnologías en el extranjero.

La I+D interna es aquella desarrollada dentro de la organización.  

Existen tres tipos de I+D: la investigación básica, la investigación aplicada y el desarrollo experimental.

Se considera investigación básica, los trabajos experimentales o teóricos que se emprenden fundamentalmente para obtener nuevos conocimientos acerca de los fundamentos de fenómenos y hechos observables, sin pensar en darles ninguna aplicación o utilización determinada.

La investigación aplicada, consiste en trabajos originales realizados para adquirir nuevos  conocimientos. Sin embargo, está  dirigida fundamentalmente hacia un objetivo práctico  específico.

El desarrollo experimental, consiste en trabajos sistemáticos fundamentados en los conocimientos existentes obtenidos por la investigación o la experiencia práctica, que se dirigen a la fabricación de nuevos materiales, productos o dispositivos, a establecer nuevos procedimientos, sistemas y servicios, o a mejorar considerablemente los que ya existen.

La Clasificación Internacional Normalizada de Ocupaciones (ISCO) http://www.ilo.org menciona tres categorías de personal calificado para trabajar en I+D: Investigadores, Técnicos y Personal Asimilado; y el Personal de Apoyo.

Los Investigadores, son profesionales que se dedican a la concepción o creación de nuevos conocimientos, productos, procesos, métodos, sistemas y a la gestión de proyectos.

Los Técnicos y el Personal Asimilado, son personas cuyas tareas principales requieren conocimientos técnicos y experiencia en uno o varios campos de la ingeniería, la física, las ciencias biomédicas, las ciencias sociales y las humanidades.

El Personal de Apoyo, comprende al personal de oficios, cualificado y sin cualificar, de oficina y de secretaría, que participa en los proyectos de I+D o que está directamente asociado a tales proyectos.

La I+D puede estar presente en las actividades de desarrollo de software, en las ciencias sociales, las humanidades y en las actividades del sector industrial de servicios.

Para que un proyecto de desarrollo de software, pueda clasificarse como I+D, su realización debe dar lugar a un progreso científico o técnico y su objetivo debe resolver de forma sistemática una incertidumbre científica o técnica.

Las ciencias sociales y las humanidades, se tienen en cuenta al haber incluido en la definición de I+D “el conocimiento del hombre, la cultura y la sociedad”. Para las ciencias sociales y las humanidades, la existencia de un elemento apreciable de novedad o la resolución de una incertidumbre científica o tecnológica, es el criterio que define la diferencia entre las actividades de I+D y las actividades científicas afines (rutinarias).

En el sector industrial de servicios, los criterios que contribuyen a identificar la presencia de I+D son los siguientes: El número de patentes, los vínculos con laboratorios públicos de investigación, las relaciones del personal con doctores o estudiantes de doctorado, la publicación de los resultados de la investigación en revistas científicas registradas en bases de datos bibliográficas internacionales, la organización de congresos científicos, la participación en revisiones científicas, la construcción de prototipos o de plantas piloto.

La CEPAL sugiere que el modelo productivo que permita a las naciones insertarse de manera transformadora en la economía global, debe caracterizarse con la mejora del comportamiento macroeconómico, la promoción y diversificación de las exportaciones, el fomento y la difusión tecnológica, el estímulo a la innovación, la formación de recursos humanos calificados para la I+D, fortalecer las universidades para estimular la conducta innovadora de las empresas y la inversión en I+D.

La Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT) http://www.ricyt.org y la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT) http://www.senacyt.gob.pa/ , son fuentes de resultados de indicadores de Innovación.

artículo por:

Dr. Gabino Ayarza

Comparte esto