La Innovación como uno de los pilares de un Sistema Nacional de Competitividad.

La Innovación como uno de los pilares de un

Sistema Nacional de Competitividad.

De acuerdo al Foro Económico Global, la Competitividad se define como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de producción de una nación.

La Competitividad de las naciones es medida con el uso de 12 indicadores. Cada indicador representa un grupo de componentes complejos y variados. Estos indicadores son denominados pilares de la Competitividad.

Las naciones deben conocer el estado de su riqueza y productividad. Estos resultados le permitirán conocer su posición competitiva y le indicarán cuando hacer los ajustes necesarios para ser más competitivos.

Cada nación debe procurar diseñar, desarrollar y sostener un Sistema Nacional de Competitividad, que le permita conocer y medir su competitividad.

El grado de competitividad de los países es medido con la utilización de 12 indicadores. El indicador 12 es la Innovación.

El Manual de Oslo define Innovación de la siguiente manera:

“Una Innovación es la introducción de un nuevo, o significativamente mejorado, producto (bien o servicio), de un proceso, de un nuevo método de comercialización o de un nuevo método organizativo, en las prácticas internas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones exteriores.”  (Manual de Oslo, Tercera Edición, 2 005).

La Innovación fue definida en el Informe para el Secretario de Comercio de Estados Unidos, por la Comisión Consultiva para la Medición de la Innovación en la Economía del Siglo 21, de la siguiente manera:

“The design, invention, development and/or implementation of new or altered products, services, processes, systems, organizational structures, or business models for the purpose of creating new value for customers and financial returns for the firm.”  (Innovation Measurement. Tr acking the State of the Innovation in the American Economy.  A Re port to the Secretary of Commerce by The Advisory Committe on Measuring Innovation in the 21st Century Economy. January 2008).

Traducción:

“El diseño, la invención, desarrollo y / o implementación de nuevos o alterados productos, servicios, procesos, sistemas, estructuras organizativas o modelos de negocio, con el fin de crear nuevo valor para los clientes y los rendimientos financieros para la empresa.”

Ambas definiciones deben servir como orientación para la presentación de propuestas para Concursos de Innovación y como referente para la creación de Empresas Innovadoras.

Las organizaciones pueden innovar en distintas áreas.

Un listado breve consiste en innovar en los servicios, en el modelo empresarial, en la organización, en los procesos internos, en el área de los beneficios, en las alianzas, en la comercialización, en la estrategia, entre otros.

La economía actual exige gestionar la innovación principalmente en la gestión de los intangibles.

Para ello, es necesario cumplir con cuatro aspectos: Un liderazgo que permita invertir en I+D, ejecutar y sostener en el tiempo los planes estratégicos que conduzcan al desarrollo de productos innovadores, implementar procesos que incentiven la innovación y desarrollar un plan de marketing de acuerdo a la clase de innovación.

La Innovación tiene su base en ideas. Las ideas y su valor se refieren al Capital Intelectual en una organización.

El conocimiento y los intangibles son impulsados por el Capital Intelectual.

Para que los resultados del Capital Intelectual sean importantes, se debe codificar el conocimiento y la experiencia del Capital Humano a través de la Gestión del Conocimiento.

Para que la Gestión del Capital intelectual sea exitosa, las organizaciones deben reconocer su existencia y valor. También, es importante identificar las ideas que importan y en qué medida.

Este es un proceso que no tiene fin, donde la economía cambiante y el aprendizaje evolutivo son permanentes. Un aprendizaje que debe ser creativo. Esta situación obliga que las organizaciones de hoy día posean un alto grado de adaptabilidad a los cambios. Esta adaptabilidad a los cambios hace que las organizaciones sean flexibles.

Una organización con estas características podrá responder con mayor rapidez en tiempos de crisis.

Es importante mencionar, que las TIC facilitan el intercambio de información, el aprendizaje y la toma de decisiones. Creando valor y ayudando a que la adaptabilidad no acabe nunca.