La Asociación Rural Agroturística de Montijo (ARAM) gana su primer premio de Producción Limpia

Por su esfuerzo, dedicación y querer hacer las cosas bien, promoviendo el turismo responsable, la Asociación Rural Agroturística de Montijo (ARAM) recibió su primer “Premio a la Innovación Tecnológica en Producción Limpia”, premio ambiental otorgado por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en su XI versión 2013, por la inversión en motores fuera de borda eficientes, en servicios de transporte turístico en el Golfo de Montijo y Chiriquí para evitar y minimizar la generación de desechos en combustibles y lubricantes de mayor eficiencia, sobre todo para llevar a cabo buenas prácticas.

¿De quiénes se trata?

Se trata de más de 19 hombres, entre capitanes y dueños de embarcaciones (en su mayoría de lanchas rápidas), que residen en la comunidad de Montijo, provincia de Veraguas, y cuyo interés por mejorar su calidad de vida y promover el turismo responsable, los ha enfocado en perfeccionar la calidad del servicio que ofrecen como boteros de transporte marino hacia áreas ecológicas protegidas como el Parque Nacional Coiba y zonas del Golfo de Montijo. Para ello crearon la Asociación Rural Agroturística de Montijo (ARAM) en el año 2010.

Es así como estos 19 socios, quienes tienen más de 14 años incursionado en la actividad de turismo, han estado invirtiendo en motores más nuevos, eficientes y amigables con el ambiente, con el fin de perfeccionar su competitividad en el mercado, disminuyendo altos costos de combustible que tenían que enfrentar en sus operaciones, y que hoy los hacen merecedores de su primer reconocimiento.

La propuesta premiada

Los socios de ARAM aplicaron al concurso de premios ambientales de ANAM mejorando sus sistemas de registro y control de insumos, programación de actividades y limpieza en seco de equipos. Por ejemplo, con la inversión en motores cuatro tiempos y de inyección electrónica, ya no es necesaria la mezcla de combustible y aceite fuera de borda y se ahorra en aceite y el desecho del envase. Se redujo en un 33% el consumo de combustible, en promedio es necesario trabajar con solo 87 galones, y los niveles de ruido de los nuevos motores son menores, lo que les permite conversar con el motor operando y hay menos incomodidad para el cliente e impacto sonoro en lo ecosistemas que visitan. Además los motores 4 tiempos que utilizan actualmente son más ecológicos y modernos y cumplen con normativas internacionales de emisión de gases.

En total se podría estimar que con la iniciativa promovida por ARAM, que la hizo merecedora al premio a Producción Limpia, se han reducido costos brutos por el monto de 18,900 dólares, se ha evitado la utilización de envases de aceites fuera de borda (750), y se ha reducido el uso de hidrocarburos por más de 3,700 galones.

MarViva ofrece acompañamiento

Fundación MarViva –con sede en Ciudad del Saber- se siente complacida y comprometida con promover esfuerzos e iniciativas como la de ARAM, quiénes han estado participando en procesos de capacitación en herramientas de producción más limpia facilitados por nuestra organización en alianza con la Autoridad Nacional del Ambiente, como parte del proyecto: Desarrollo de Alternativas Económicas Sostenibles y Estrategias de Conservación en Áreas Marinas del Golfo de Chiriquí.

Además, como una alternativa de turismo sostenible, junto a socios estratégicos como la Autoridad de los Recursos Acuáticos y la Autoridad de Turismo de Panamá, MarViva ha logrado capacitar a gran parte de los boteros de ARAM en observación de cetáceos y trabajado junto a ellos en una marca denominada “Avistamiento Responsable de Cetáceos”, convirtiéndolos en unos de los primeros guías con entrenamiento en este tema, lo cual les ha permitido mejorar su calidad del servicio.

Para MarViva, que estos boteros hayan ampliado su visión de mejores prácticas, para garantizar el uso más sostenible posible de los recursos marinos y costeros de los Golfos de Chiriquí y Montijo -que son sus áreas de trabajo y que conocen como parte de sus raíces-, es un gran ejemplo a seguir y motivo de reconocimiento, por tanto nos hacemos eco del premio ambiental otorgado por la ANAM a su esfuerzo.

Reconocemos que actualmente los boteros turísticos del área de Montijo y Santa Catalina (con equipos similares) trasladan arriba del 45% de la visitación al Parque Nacional Coiba (estimada en 8,000 visitantes anuales). Esta representa una actividad que se da principalmente durante la época de verano, y con menor intensidad los otros meses, y con estas buenas prácticas podrán seguir promoviendo un uso sostenible de los recursos, objetivo primordial de Fundación MarViva.

Comparte esto