Entrevista al Presidente Ejecutivo de la FCDS en el diario La Estrella

El Presidente Ejecutivo de la Fundación Ciudad del Saber, Jorge Arosemena, se declara un hombre optimista y así lo sostiene: “La humanidad va hacia adelante, a pesar del daño que le hemos hecho al planeta, a pesar de la violencia que vemos y escuchamos en las noticias. En conjunto, el mundo es hoy un mejor lugar para vivir que lo que fue en épocas anteriores. Mis nueve nietos están teniendo ya, y seguramente el futuro les ofrecerá, muchas más posibilidades que las que tuvimos nosotros”.

Para Arosemena, no hay razones para no sentirse optimista. Su positivismo es el de una persona que desde hace 15 años vive en función de un sueño que muchos catalogaron de ‘imposible’ y que hoy es uno de los proyectos más emblemáticos del país, un referente hemisférico y la más hermosa de las metáforas: una base militar convertida en una pujante comunidad sostenible, en la que conviven más de 7 mil personas que colaboran y tienen como meta común la búsqueda del conocimiento y de nuevas formas de incidir en el bienestar de la humanidad. La Ciudad del Saber.

“Si no hubiésemos sido optimistas en aquel momento, junto a Vicente Pascual, Juan David Morgan, Nicolás Ardito Barletta, Fernando Eleta, Gabriel Lewis, la Ciudad del Saber no hubiera estado aquí hoy”, dijo.

Como sociólogo, Arosemena afirma que no existe una sola naturaleza humana, sino que los hombres y mujeres van forjando su carácter en una interrelación con la sociedad y que esta los nutre de modelos que replicar o rechazar. “El medio social condiciona y va a permitir que florezcan las más nobles y los más ruines comportamientos”, dice.

Pero también está convencido de que hombres y mujeres son capaces de elevarse al nivel de las circunstancias y de los retos que tienen por delante. Y que, cuanto más importante es el reto, más se crece.

Texto: Mónica Guardia

Ingresa para leer la entrevista completa

Comparte esto