Conversatorio sobre participación social para el desarrollo sostenible

«No se quiere lo que no se conoce»

El auditorio Benjamín Ayechu de la Universidad Santa María la Antigua fue escenario el pasado jueves 17 de mayo del tercer evento del ciclo de siete conversatorios «Panamá en el camino del desarrollo sostenible», organizado por la Fundación Ciudad del Saber (FCDS), la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Este conversatorio se centró en la participación social para el desarrollo sostenible y contó con las intervenciones de tres panelistas especializadas. Amelia Sanjur, coordinadora del Equipo Social de Investigación y Relaciones con la Comunidad de la ACP, destacó en su intervención la presencia constante de la cuenca del Canal en nuestras vidas: «La gestión del agua es, en realidad, una gestión del conflicto. De ahí que, para enfrentarse a los impactos ambientales, haya que hacerlo desde muchas disciplinas y no sólo desde las ciencias naturales.» En opinión de Sanjur, la construcción de espacios de participación y el desarrollo de relaciones facilitan el logro de una gestión integrada del recurso hídrico y una mejora de la calidad de vida de los habitantes de la cuenca. Para asegurar este bienestar, consideró imprescindible contar con las personas y destacó la existencia en la cuenca de asambleas comunitarias, 30 comités locales y 6 consejos consultivos.

La segunda exposición estuvo a cargo de Lourdes Lozano, consultora independiente en gestión ambiental, y se centró en la participación social en el aprovechamiento de los ecosistemas de manglar. En opinión de Lozano, nos encontramos en un modelo de desarrollo basado en el despilfarro y en una región muy vulnerable a los impactos del cambio climático. Por ello, destacó la necesidad de laparticipación social en el aprovechamiento de los ecosistemas de manglar, con énfasis en la educación y en la transformación de la cultura y el conocimiento: «Hay que abordarlo desde un aspecto socio-afectivo, pues no se quiere lo que no se conoce.»

Los manglares son ecosistemas que prestan un gran número de servicios y sirven de interconexión entre el mar y la tierra. En la actualidad, se enfrentan a muchas amenazas, como la compra de costas e islas, el turismo, derrames, extracciones, pobreza y contaminación. Lourdes Lozano destacó la revalorización que está teniendo el manglar y su aporte a la captura de CO2 y de otros gases, y citó como ejemplo el hecho de que cualquier bosque de Panamá capture tres veces menos CO2 que una superficie similar de manglar. Asimismo, resaltó la importancia de enseñar la utilidad de la sostenibilidad, compartir sus beneficios, apostar por la participación bien organizada y fortalecer las capacidades de la gente.

Alida Spadafora, Directora Ejecutiva de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), analizó la participación de la sociedad civil en el ámbito del desarrollo sostenible. Tras señalar que la tendencia actual es el saqueo del planeta de una forma insostenible, recordó que la Cumbre de Río de 1992 adoptó la Agenda21 para alcanzar el desarrollo sostenible, si bien una parte de estos principios no se está cumpliendo. Además, destacó la demora de Panamá en adoptar sus propios compromisos con la Cumbre de Río.  En opinión de Spadafora, «hay una gran necesidad de desarrollar la sociedad civil y de construir espacios de participación social, pero el desarrollo sostenible descansa hoy en día en el sector informal, sobre todo en las ONGs, por lo que tenemos que implementar la Agenda21 y, para ello, se necesita voluntad política». Spadafora subrayó la importancia de involucrar más participación y de integrar distintas visiones, y lamentó  que «nunca habían estado tan cerrados estos espacios de participación como ahora».

El Dr. Guillermo Castro, Director Académico de la Fundación Ciudad del Saber, concluyó la sesión de preguntas y respuestas con una reflexión sobre la necesidad de que la universidad le presente a Panamá los problemas que hay que encarar, para estimular y facilitar la búsqueda de soluciones.

Este ciclo de siete conversatorios tiene como objetivo fomentar una cultura de sostenibilidad ambiental entre los participantes y asistentes. Está dirigido a estudiantes y docentes universitarios, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y a la sociedad en general.

 

Comparte esto