Conmemoración del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Con un acto muy emotivo se celebró, el viernes 19 de agosto, el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria en el Salón Miraflores del Hotel Holiday Inn de Ciudad del Saber.

La ceremonia, que tuvo como objetivo aumentar la conciencia de lo que significa ser humanitario, inició con las palabras de la Coordinadora Residente a.i. del Sistema de las Naciones Unidas, Una McCauley, que recordó que nunca ha habido un año sin crisis humanitarias y que estas son cada vez más peligrosas.

El Dr. Manuel Zambrano, Director Ejecutivo del Programa de Seguridad Integral del Ministerio de Seguridad, reconoció la labor de todas las personas del mundo que se encuentran en estos momentos brindando ayuda humanitaria.  Además, recalcó el lema del acto “ayudarse unos a otros” y agradeció a las personas que se esfuerzan día a día para hacer de este mundo un lugar mejor.

La Sociedad Mundial para la Protección de los Animales (WSPA) presentó un video que se centró en el terremoto de Haití en enero de 2010.  El video mostró la catastrófica situación en la que se encuentra el país y cómo WSPA dedicó sus recursos para proteger la vida animal y así, entre otras cosas, brindar felicidad a varios niños afectados.

El evento continuó con el panel “Yo soy un trabajador humanitario” en el que participaron verdaderos héroes cómo Gerardo Huertas de WSPA, Reyes Jiménez y Eriberto Chávez de SINAPROC,  Juan Sacristán de Médicos sin Fronteras y Carlos Meléndez del PMA.  Todos coincidieron en que dedicar su vida en la ayuda humanitaria es sin duda un trabajo muy complicado pero definitivamente necesario, gratificante y positivo.

El acto concluyó con palabras de Gerard Gómez, Jefe de OCHA, quien habló sobre la situación actual que viven los trabajadores humanitarios y cómo la labor humanitaria se ha vuelto cada día más peligrosa. Además, convocó un minuto de silencio por todos los compañeros caídos en el cumplimiento del deber y recordó a las personas que perdieron la vida en el atentado contra la sede de las Naciones Unidas en Irak, en el año 2003.

Comparte esto