Conferencia de Carlos Cruz-Diez en CDS

La Fundación Ciudad del Saber, Articruz y la Escuela de Arquitectura ISTHMUS –con sede en Ciudad del Saber- llevaron a cabo en días pasados la conferencia “Hacia una poética urbana” por el artista franco-venezolano Carlos Cruz-Diez, en el Centro de Convenciones de CDS.

Carlos Cruz-Diez manifestó que el arte no es un objeto que cuelga de una pared, sino que es un instrumento indispensable para la comunicación masiva, y un mecanismo de expresión y descubrimiento. Dentro de este concepto mencionó que nuestras ciudades atraviesan por cambios importantes y se enfrentan a grandes retos, en los que el arte y el diseño tienen parte de la respuesta. “El arte no se puede colocar en cualquier parte y por ello necesita del apoyo de urbanistas, ingenieros, políticos y demás, para lograr una diferencia positiva en los espacios comunes”, recalcó Cruz-Diez.

El maestro Cruz-Diez mencionó que los artistas tienen un papel protagónico y esencial en el mundo porque participan activamente en lograr el objetivo de alcanzar la paz social. Hoy en día el arte y la cultura representan una necesidad y una parte muy importante de nuestras vidas, en una sociedad donde las personas cada vez trabajan más y necesitan un escape.

Durante la conferencia ofreció ejemplos de obras de arte de su creación, en las que se conciben situaciones donde suceden cosas en el tiempo y el espacio, cosas que nos presentan una nueva lectura de nuestro entorno.

Sobre Carlos Cruz-Diez

Carlos Cruz-Diez es un artista nacido en Caracas en 1923 y que trabaja en París desde 1960. Sus investigaciones sobre el fenómeno del color comenzaron en 1954, con un enfoque estético amplio que desarrolló como participante del movimiento cinético, para ese entonces vanguardia del arte contemporáneo en Europa. En el año 2009 funda Articruz, un atelier en la Ciudad de Panamá donde ha producido parte de su obra, y ha desarrollado proyectos de integración del arte en la arquitectura y en el espacio urbano.

Su investigación, fundamentada en tres condiciones cromáticas: sustractiva, aditiva y refleja, ha aportado al arte una forma nueva de conocimiento del fenómeno cromático, ampliando considerablemente su universo perceptivo. En sus obras demuestra que el color, al interactuar con el observador, se convierte en una realidad autónoma y evolutiva, desprovista de anécdotas, que evoluciona en el tiempo y el espacio reales sin ayuda de la forma, y aún sin necesidad de soporte.

Sus obras figuran en las colecciones permanentes de museos tales como el Museum of Modern Art de Nueva York, la Tate Modern en Londres, el Centre Georges Pompidou de París, el Museum of Fine Arts de Houston, el Wallraf-Richartz Museum en Colonia y el Musée d’Art Moderne de la Ville de París, entre otros.

Comparte esto