ACNUR Conmemora el Día Mundial del Refugiado

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se estableció el 14 de diciembre de 1950 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. La Agencia tiene el mandato de dirigir y coordinar la acción internacional para proteger y resolver los problemas de los refugiados en todo el mundo. Su objetivo principal es salvaguardar los derechos y el bienestar de los refugiados, que entre solicitantes de asilo, desplazados internos, apátridas, retornados y refugiados en si, a día de hoy alcanzan la cifra descomunal de más de 36 millones de personas.

ACNUR aprovechará el Día Mundial de las Personas Refugiadas para conmemorar su 60.º aniversario que se cumplió el 14 de Diciembre del 2010. Dentro de este marco se recalcará el 60.º aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados (28 de julio) y el 50.º aniversario de la Convención para Reducir los Casos de Apátrida (30 de agosto).  También se está organizando una celebración especial, el 10 de octubre, para conmemorar el 150.º aniversario del nacimiento del fallecido explorador polar, político y diplomático noruego Fridtjof Nansen, que fue el primer Alto Comisionado para los Refugiados de la Sociedad de las Naciones.  Sin embargo lo más destacado será la reunión, a nivel ministerial, en Ginebra, el 7 y 8 de Diciembre, donde los Estados participantes podrán asumir formalmente compromisos concretos para responder a situaciones específicas de desplazamiento forzado y/o apátrida, así como acoger recomendaciones generales y de más amplia portada.

Según un diagnóstico participativo que se hizo en el 2010, Panamá cuenta con una población de 1210 personas refugiadas reconocidas, 479 solicitantes de refugio y 863 personas bajo el estatuto humanitario provisional de protección.  Entre ellas se encuentran personas de diversos países como Colombia, Nicaragua, El Salvador, Cuba, Haití y Camerún, entre otros.

Cuando una persona huye de su país de origen, a causa de persecución, y cruza una frontera internacional esperando encontrar protección, inicia un largo y difícil camino en busca de una vida de paz y dignidad.  Por ello ACNUR trabaja constantemente para brindarle a estas personas trabajo, crédito bancario, salud y educación; y buscar así soluciones duraderas para que puedan tener una vida digna.

Comparte esto