El Proyecto Arqueológico El Caño ha generado y sigue generando miles de datos de muy diferente naturaleza sobre la Jefatura de Río Grande.

Antes de llegar a la interpretación de estos datos, nosotros, los arqueólogos, nos enfrentamos a la ardua tarea de proceder a su clasificación y sistematización. Para organizar y compartir los datos que generamos de manera individual estamos usando un software específico de gestión de datos denominado ODA (Objetos Digitales de Aprendizaje). Aquí están clasificados todos los materiales encontrados en El Caño junto con la información referida a los contextos cronológicos y espaciales en que fueron hallados y los datos antropométricos resultado de los estudios realizados a las osamentas encontradas en las tumbas de este lugar.

Las características de este software nos permiten difundir nuestros datos y nuestro trabajo entre el público general, los estudiantes y los investigadores de todo el mundo, dado que se puede acceder a ellos en internet, lo que amplifica nuestro esfuerzo en el desarrollo de las investigaciones arqueológicas y es un espacio de consulta para los distintos usuarios. En ausencia de un Museo Arqueológico Nacional —que deseamos que llegue pronto—, este puede servir como un primer escaparate de las colecciones arqueológicas de El Caño.

Compartir