Por seguridad, CdS procederá a cortar las ramas a dos grandes corotúes enfermos

Compartir en



El pasado sábado 15 de diciembre se llevó a cabo una reunión para conversar sobre los dos corotúes enfermos de Ciudad del Saber.

En la reunión participó el ingeniero forestal Ricardo Osorio, Coordinador de Arborización de la Dirección de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Panamá, a quien agradecemos por atender todas las consultas sobre el diagnóstico realizado a los dos corotúes, tras la reciente caída de una gran rama.

Ambos árboles se encuentran muy deteriorados por acción de los hongos, que han dejado los troncos bastante huecos por dentro, a pesar del aspecto exterior aún saludable. Es de esperar que se sigan desprendiendo ramas, lo cual supone un grave riesgo para los visitantes del parque de Ciudad del Saber.

Por ello, en los próximos días, la Fundación Ciudad del Saber procederá a remover las ramas de estos dos árboles, por medio de un contratista especializado, a quien agradecemos también que haya participado en la más reciente reunión con la comunidad. Se ha programado que el trabajo del contratista finalice antes del 14 de enero.

UN PROYECTO CON LA COMUNIDAD

De distintas maneras, muchas personas han estado transmitiéndonos sus ideas sobre cómo podemos rendir algún homenaje a estos hermosos gigantes y transformar esta experiencia en una ocasión para fortalecer a la comunidad.

La pérdida de estos árboles supone también pérdida de valores paisajísticos, estéticos y espirituales, así como otros valores más funcionales como el cobijo y la sombra. Durante la reunión del pasado sábado 15, conversamos y estuvimos de acuerdo en varias ideas y acciones que llevaremos a cabo para seguir conservando algunos de esos valores y generar mejoras al parque:

  • Tras la remoción de las ramas de ambos árboles, los troncos se dejarán en su lugar.
  • Queremos llevar a cabo en el área un proyecto comunitario en el que se aprovechen las ramas más grandes para hacer mobiliario urbano (como bancas, columpios, elementos de sombra, etc.), esculturas y/o jardines silvestres. Las ramas más pequeñas también se podrán aprovechar.
  • Se instalará en el lugar un panel que guarde la memoria de los corotúes y eduque sobre esa especie.
  • El proyecto incluirá la siembra de nuevos árboles en el sitio, lo cual se llevará a cabo tras el inicio de la temporada lluviosa de 2019.
  • La comunidad participará del proceso de diseño y ejecución del proyecto, así como en la selección de las especies de árboles más adecuadas para sembrar en el lugar, tomando en cuenta las recomendaciones de los especialistas. 
  • En febrero de 2019 se iniciarán las reuniones de trabajo, a las que todos están invitados. Se anunciarán por redes sociales y correo-e.
  • Lo antes posible, se instalarán en el lugar paneles que informen al público sobre lo que está pasando y sobre el proyecto que llevaremos a cabo. Se mantendrá informada a la comunidad también por medios digitales.