Es verano de futbol en CdS

Compartir en



¡Vaaaaamos PNUD!, es el grito de guerra inconfundible que cualquier persona que haya jugado, o ido a ver, un partido de la Liga de Futbol de Ciudad del Saber no podría olvidar jamás. Es el grito de Nacho, jugador del equipo del PNUD que salió campeón en la edición del año pasado con su gol maradoniano rozando el final del cotejo.

Ignacio Etcheverry (Nacho) trabaja desde hace varios años en el PNUD. Primero en Uruguay y desde el 2010 en Panamá, para las oficinas de todas las regiones; principalmente en finanzas, gestión de proyectos, sistemas y mejora de procesos.

Mi primera participación en el torneo de fútbol de Ciudad del Saber fue en la temporada 2011. En los años siguientes nuestras oficinas crecieron y con eso nuestra base de jugadores. Pasamos a formar dos equipos que nos dejaron momentos inolvidables. La premisa siempre fue tener dos equipos parejos. Pero el fútbol es el fútbol, y cuando nos tocó cruzarnos, no había especulaciones sobre resultados. Nuestro espíritu siempre fue: un PNUD, dos equipos. Divertirnos para competir y ser competitivos para divertirnos. Afortunadamente logramos armar un gran grupo humano y los colegas de trabajo se convirtieron en amigos cuando jugamos al futbol. Creo que esa fue la clave de nuestro resultado”, comenta Nacho.

Sobre el desempeño en la liga del año pasado Nacho lo tiene claro. Para el campeonato 2017, nuestro desempeño fue regular y sin brillos. Todos los partidos decisivos fueron por penales o con sufrimiento. En la final, sin prácticamente cambios disponibles, teníamos todas las de perder. Fue justamente eso lo que nos dio fuerzas. Creo que mis gritos de aliento (es lo poco que puedo contribuir a mis 41 años), ayudaron para generar en nuestro equipo lo que Uruguay llamamos la garra charrúa. Dejamos hasta la última gota de sudor esa tarde, bajo el gran relato de Mendieta. El otro equipo jugó un partido brillante, digno de una final. Íbamos empatados y sobre los minutos finales tuve la suerte de encontrarme con una pelota en nuestra área y sin resto, logré llegar al otro arco y aportar el gol de la victoria.  Afortunadamente nuestro otro equipo ganó y quedó 3ro. Tarde inolvidable”, y añade “debo resaltar que esto no se organiza solo, atrás hay una organización ejemplar de parte de Ciudad del Saber y especialmente el responsable: Cesar. Algún día esta copa debería llamarse César Pérez”.

Ahora inició un nuevo año y una nueva liga, probablemente con nuevos jugadores que busquen alcanzar la gloria de un grupo selecto. Nuevos partidos, emociones y vibrantes experiencias que unen a nuestra comunidad en la celebración del deporte más famoso del planeta. Una nueva liga que contará con viejos recuerdos que nunca se olvidarán, y viejos gritos de guerra que retumbarán una vez más en el campus proclamando como estandarte su reclamo al trono. Una vez más escucharemos el ¡Vaaaaamos PNUD! de Nacho pero sabremos que para todos nuestros afiliados futbolistas es un ¡Vaaaaamos Ciudad del Saber!