Alcanzamos a 13.5 millones de niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe durante el 2016

Compartir en



La oficina regional de Save the Children para América Latina y el Caribe, ubicada en Ciudad del Saber, presentó su Informe Anual 2016 “Comprometidos con la defensa y promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes de América Latina y el Caribe” con el propósito de dar a conocer los alcances logrados en la región durante el año 2016.

El informe detalla los logros alcanzados por la organización a través de los 213 proyectos implementados en las áreas temáticas de protección, educación, salud y nutrición, gobernabilidad de los derechos del niño y pobreza infantil durante el 2016. Cabe resaltar que 26, 4% de estos programas tuvo enfoque de participación de niños, niñas y adolescentes.

“La violencia extrema, la migración y el desplazamiento forzoso, así como las altas tasas de embarazo adolescente son las principales problemáticas que afectan a la niñez y adolescencia de nuestra región. En 2016, a través de nuestros programas y respuestas humanitarias logramos alcanzar a más de 13.5 millones de niños, niñas y adolescentes y continuaremos trabajando para llegar a aquellos que están más excluidos y en situación de vulnerabilidad” Señaló Victoria Ward, Directora Regional para Save the Children Latin América and the Caribbean.

“Las alianzas con socios, gobiernos, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y el esfuerzo diario de nuestro staff nos permite afirmar que podemos alcanzar hasta el último niño y niña”.

Según el informe, las prioridades en la región se enmarcan en la estrategia global “Ambition for Children 2030”, la cual establece que ningún niño o niña debe morir por causas prevenibles antes de los 5 años, todos los niños y niñas deben recibir una educación de calidad y la violencia hacia la niñez no es tolerada. Los grupos poblacionales vulnerables con los que trabajamos de manera prioritaria son la niñez migrante debido a la crisis en el Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) y México donde niños, niñas y adolescentes acompañados y no acompañados migran hacia Estados Unidos. La segunda prioridad es la adolescencia por el alto riesgo a la exclusión causada por la falta de acceso a la educación, recursos y oportunidades laborales.

En el área temática de Salud y Nutrición, se alcanzó a más de 3 millones de niños y niñas con programas enfocados en la atención de la primera infancia, 67% de ellos relacionados educación básica regular. Además, casi 3 millones de niños y niñas accedieron a servicios de salud y nutrición de calidad. El 30% tuvo acceso a programas de lactancia y nutrición. En el área de protección infantil, se alcanzó a 4 millones de niños y niñas asegurando el cuidado apropiado, la protección frente a diferentes formas de violencia y trabajando para fortalecer los sistemas nacionales y locales de protección. En el área de Gobernabilidad de los derechos del Niño, se alcanzó a 1.5 millones de niños y niñas poniendo énfasis en el seguimiento de las demandas de derechos del niño y la inversión en infancia. Para acabar con la Pobreza Infantil, Save the Children brindó medios de vida amigables para la niñez así como programas para que los adolescentes desarrollen sus habilidades y puedan tener una transición exitosa a la vida adulta.

En relación a la ayuda humanitaria, se respondió a 17 emergencias alcanzando a más de 800 mil personas, de las cuales más de 380 mil fueron niños, niñas y adolescentes.

En la respuesta humanitaria en Haití, Save the Children alcanzó a 58 mil personas, incluyendo 34 mil niños y niñas. En la respuesta a la emergencia en Ecuador, 13,500 personas fueron alcanzadas, incluyendo 5 mil niños y niñas. La respuesta regional frente al virus Zika también obtuvo resultados significativos, llegando a 1.2 millones de personas, de las cuales más de 330 mil fueron niños, niñas y adolescentes.

Save the Children ha impulsado en la región acciones de incidencia política para garantizar los derechos de la niñez amplificando la voz de niños, niñas y adolescentes en espacios de incidencia global. Durante 2016 se ha trabajado coordinadamente con los gobiernos de Bolivia y Perú para prevenir el embarazo adolescente y se ha presentado reportes, propuestas y proyectos de ley para promover la protección integral de la niñez en Brasil, Venezuela y Chile. Mediante la incidencia se logró la aprobación de la ley contra el castigo físico y humillante en Paraguay y otros logros detallados en el Informe.